Comenzar el día esquiando nunca fue tan fácil, solo tienes que calzarte el equipo y salir esquiando desde la terraza del Hotel.

Además, podrás parar a descansar en tu habitación cuando quieras, a tomar algo en la terraza del hotel, o simplemente para dejar o coger cosas porque el tiempo ha cambiado.